Agua de la abundancia: preparación y uso

Agua de la abundancia

Agua de la abundancia

Esta práctica mágica pertenece a la denominada magia con cuarzos y cristales; es un método muy eficaz para lograr abundancia en todos los aspectos de su vida.

Elementos a necesitar:

-Pequeños cuarzos amatista; entre 3 y 7 es suficiente.

-Una pequeña turquesa, jade o cuarzo verde (de preferencia en forma de pirámide).

jade

 Pasos a seguir:

1-Ponga los cristales en una botella grande o en una jarra de vidrio, y las pirámide/s delante de la jarra.

2-Llene la jarra o botella con agua hervida.

Ya no necesita hacer nada más: se logra una relación simbiótica y la energía de los cuarzos y piedras pasa al agua. Con dejarlos reposar 24 horas es suficiente.

Forma de uso:

Beba un vaso de esta agua cada mañana y, uno más, cada noche. Mientras la bebe, visualice prosperidad y abundancia en todas las áreas de su vida. Renueve con agua adicional la botella y jarra cada noche.

Recomendaciones:

-Preparar su jarra para el agua de la abundancia en una noche de luna creciente o nueva es muy recomendable. La turquesa llévela con usted, como amuleto, para atraer la abundancia.

-Si tiene usted problemas de salud y requiere también vitalidad y -por algún motivo-, larga vida, adicione un pequeño brillante o un diamante; sé que es difícil, pero según gente que practica la gemología y que he conocido, los resultados con respecto a la salud son sorprendentes.

 

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén.


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén.

Deja un comentario