Oración a la Virgen de las Flores pidiendo Amor, Dinero, Salud y Protección

Oración a la Virgen de las Flores pidiendo Amor, Dinero, Salud y Protección

Oración a la Virgen de las Flores

Si levantamos la mirada a ti,

Madre querida,

encontramos en tu corazón

el remedio para todos nuestros males.

Recurrimos, entonces, a tu ayuda,

con toda la confianza de que somos capaces.

Creemos firmemente que basta una palabra dicha por ti

a tu Hijo Jesús, para que, como en Caná de Galilea,

logres para nosotros lo que necesitamos.

Virgen de las Flores,

procúranos un sincero dolor de nuestros pecados

y plena conformidad con la voluntad de Dios;

cura nuestras enfermedades,

remedia nuestras necesidades,

auxílianos en las dificultades,

protégenos y ampáranos

ante los peligros y adversidades

defiéndenos y aléjanos de los males y enemigos,

intercede ante el Señor para que nos conceda

lo que hoy urgentemente precisamos:

(hacer la petición).

Madre nuestra, amada Virgen de las Flores,

Tú que todo lo puedes y eres nuestra esperanza,

atiende nuestra solicitud,

remedia satisfactoriamente nuestros acuciantes problemas

calma nuestro afligido corazón,

alivia nuestra penas, tristezas y amarguras.

Te pedimos también

que des solución a los conflictos de nuestra sociedad,

únenos a todos en una familia de hermanos.

Haz que nuestras comunidades cristianas

se conviertan en un jardín de Flores,

de esas virtudes que adornaron tu vida,

alegran a la Santa Iglesia

y edifican el Reino de Dios en todo el mundo.

Amén.

Rezar con gran devoción, la Salve y tres Avemarías.

ORACIONES COMPLEMENTARIAS

Gracias Dios, tú eres digno de gran

alabanza por ser quien eres, por toda

tu creación, por la vida, la bendición.

Por la familia, por el trabajo, por la energía

para trabajar, por darnos la capacidad de

crear, de desarrollar dones y talentos,

por darnos la fuerza para ayudar y

bendecir a otros con lo que tenemos

o con lo que hacemos.

Amén. Virgen de las Flores


Damos gracias a Dios porque Él abre

caminos nos da su bendición en el camino,

van nuestros pasos en paz, sin ansiedad ni

angustia porque tenemos serenidad y

confianza en que cuando le

entregamos nuestro corazón y lo

buscamos Él extiende su bendición.

Amén. Virgen de las Flores

Deja un comentario